jueves, 7 de agosto de 2014

Correspondencia


Resguardada del tiempo
en una caja de madera con olor a lavanda,
que escondes en la esquina más negra del armario,
guardas la clave de tu vida.
Un tesoro que temes
se encuentre reducido a palabras borrosas
y sea una mentira perfumada.
No te acercas al polvo ni lo tocas
pues temes se convierta en purpurina
y manche tus recuerdos de oro falso.
Estás casi seguro que la única e inextinguible mariposa
es un gusano de seda carcomida.
Dejas pasar el tiempo y esperas
que sea tu enemigo quien descubra el botín.

Hilario Barrero
Libro de familia
William Whitaker. The secret.

2 comentarios:

cecibustos dijo...

Beatriz:
Yo no lo veo como el poeta. No somos nosotros quienes dejan pasar el tiempo, lamentablemente el tiempo queda y somos nosotros los que pasamos. ¡Ay, el tiempo! Él va sumando siglos y nosotros, espumas de los días, nos dejamos llevar por el filo acerado de su viento.
Aunque paso sobre el tiempo y no dejo huellas en tu blog, asisto casi todos los días a su ceremonia.
Saludos,
Cecilio

SUREANDO dijo...

Muchas gracias Cecilio.
"la clave de la vida" todos la tenemos guardada en algùn rincón del corazòn ¿no?
Un abrazo y gracias por estar.


(mi teclado se ha vuelto francès en lo que a los acentos se refiere)

Related Posts with Thumbnails