domingo, 9 de noviembre de 2014

La cabaña


Pero existen seres privilegiados, 
que son capaces todavía de montar 
a cualquier edad aquella cabaña de la niñez 
en el interior de su espíritu
 para hacerse imbatibles dentro de ella
 frente a la adversidad. 
Si uno la mantiene limpia 
es como si estuviera limpio todo el universo; 
si en su interior suena Bach 
la música invadirá también todas las esferas celestes.
 Este reducto está al alcance de cualquiera.
 Basta imaginar que es aquella cabaña 
en la que de niños nos sentíamos tan fuertes.

Manuel Vicent
Megatruth

3 comentarios:

Ana dijo...

Qué maravilla, lo acabo de conseguir...
Yo pongo, además, una lámpara en la mía. Luz, luz para ver los rostros.

SUREANDO dijo...

y colores... el amarillo, el rojo, el verde.

Rosa dijo...

Sí, me encanta esta sensación...

Un beso. ¡Gracias!

Related Posts with Thumbnails