domingo, 7 de diciembre de 2014

Memoria de elefante



Te amo tanto que no sé amarte,
 amo tanto tu cuerpo y lo que en ti no es tu cuerpo 
que no comprendo por qué nos perdemos 
si a cada paso te encuentro,
 si siempre al besarte besé más que la carne de que estás hecha,
 si nuestro matrimonio se consumió de juventud como otros de vejez, 
si después de ti mi soledad se acrecienta con tu olor,
 con el entusiasmo de tus proyectos y con la redondez de tus nalgas, 
si me sofoco con la ternura de la que no logro hablar, 
aquí, en este momento, amor, me despido 
y te llamo sabiendo que no vendrás 
y deseando que vengas del mismo modo que como dice Molero, 
un ciego espera los ojos que encargó por correo.

Lobo Antunes
Jason langer

3 comentarios:

Rosa dijo...

Ni idea de este poeta, ¡¡¡gracias!!!, por dejarlo: "...si me sofoco con la ternura de la que no logro hablar... qué bonito!!!

Un beso, querida Beatriz.

¡¡¡Feliz domingo!!!

eva dijo...

"Te amo tanto que no sé amarte..."

Precioso este poema.

eva

SUREANDO dijo...

No es un poeta amigas, es un fragmento de una de las primeras novelas del escritor portugués Lobo Antunes, pero...parece un poema y es bellísimo.

¡Feliz domingo a las dos!

Related Posts with Thumbnails