sábado, 6 de diciembre de 2014

Tengo un amante



Tengo un amante
que me cubre de besos
y que no se avergüenza
de bailar en los bares
y no sé por qué
estoy feliz, me escribes,
y al vuelo me aparecen
diminutos poemas
anidando en cada coma.
Quién necesita más
que alguna de esas cosas
para columpiarse en la vida
una mañana fría en la que,
sin embargo,
tú irás a nadar
y yo perseguiré poemas
en tierra firme


Begoña Abad
Graber

3 comentarios:

Marcelo dijo...

Qué maravilla tener un/a amante! Al fin y al cabo se trata de una persona que nos ama.

Maravillosa Begoña, Beatriz!
Me pasará con ella como con Karmelo? a ambos me los presentaste vos.

eva dijo...

Yo tuve un amante, pero no lo disfruté como lo que era...un amante,la maldita posesión!!!

Beatriz, he conseguido todos los libros de poesia de Begoña, "La medida de mi madre" me lo consiguió mi hijo en Madrid. Es una verdadera delicia leer a Begoña y su biografía.

Buen domingo (aunque sea con un amante) jeje.

eva

SUREANDO dijo...

Yo tengo un libro de Begoña gracias a mi querida amiga Ana que me lo envió de regalo. Por suerte está la red y los blogs amigos como el de Javier que nos nutren de su poesía y de sus cuentos.

Sobre tener un amante, es relativo, si significa posesión como dices Eva, prefiero uno virtual. jajajaja.

Related Posts with Thumbnails