miércoles, 7 de enero de 2015

Se acercaron



se acercaron
de a poco
se olfatearon con recelo
miraron sus sombras
eran exactas

midieron sus soledades

coincidían

probaron el hueco de sus manos

ensamblaban casi a la perfección

decidieron entonces

que ese casi era un todo

una completud pertinente para el caso
se probaron los besos
eran de su talle
él acercó su mar a la tierra de ella
ella abrió sus pájaros en el cielo de él
pusieron uno encima del otro
sus nombres terrestres
luego un círculo de luz se formó bajo sus pies
dejan desde entonces
por donde andan
caminos con aroma a eucaliptos
árboles que se abrazan con alegría.



León Peredo
Foto: Shalom Harlow

7 comentarios:

eva dijo...

Qué bello es este poema, cada renglón está lleno de poesía, es fascinante!

eva

SUREANDO dijo...

"midieron sus soledades, probaron sus besos y eran de su talle...." ay me encantó también Eva.

Un abrazo

Ana dijo...

No sé cómo medir estos momentos de descubrimiento. me desbordan
¿Quién podría resistirse? Gracias, de nuevo, por encontrarlo.
¡"La luz", Peredo, ya la noto...!

SUREANDO dijo...

me encantan a mí también Ana, me devuelven a esos años de facultad, años de búsqueda, años de lucha también.

eva dijo...

"midieron sus soledades..." creo que desde la soledad concibes el amor de otra forma, quizás más generosa, más plena; el amor y sus múltiples facetas, la magia del amor.

Coincidimos Beatriz.

eva

Rosa dijo...

Dios mío, qué bonito.

Ayer, estuve aquí dos horas, qué maravillosa es la poesía.

Gracias, un beso.

SUREANDO dijo...

gracias amigas, me encantan estos descubrimientos y compartirlos y ver como otros también los disfrutan.
Un abrazo a todas.

Related Posts with Thumbnails