miércoles, 25 de febrero de 2015

Ella



Ella tenía una mente
como una caja de fuegos artificiales
y unas manos que jugaban
imprudentemente
con fósforos.

2 comentarios:

Ana dijo...

Me hiciste recordar a Larsson. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina

Beatriz dijo...

jajaja no leí nada de la trilogía, pero sí, peligrosa la chica.

Related Posts with Thumbnails