lunes, 1 de junio de 2015

Mementum Mori



(…) Algún día
se pondrá el tiempo amarillo
sobre mi fotografía.

Miguel Hernández


Un diente de leche,
unas zapatillas de danza,
una medalla oxidada,
un frasco con tierra roja,
o renacuajos de río,
un caramelo, una bola loca,
un cromo de fútbol,
un patito de goma,
una diadema azul,
un libro de vacaciones Santillana,
un monopatín o mejor una bicicleta,
un walkitalki, una pistola de agua,
un murciélago o una lagartija
o unos gusanos de seda,
una canica o un trozo de cuarzo,
una canción de Nino Rota
silbada, siempre silbada.

Algo, por favor, lo que sea, algo
que me devuelva de nuevo a la infancia
antes de morir.
David Trashumante
Joel Carson Jones

4 comentarios:

Rosa dijo...

Ya, qué recuerdos, me asombraba todo, y ahora también ... por ejemplo, siempre me asombro de haber encontrado este blog, qué bonito es ...

Esta música me deja ensimismada, el final es, ufff ...

Un beso y mil gracias, querida Beatriz.

eva dijo...

Veis? Siempre volvemos a la infancia, cómo marca esa época nuestras vidas !.Para bien o para mal,pero estamos marcados por ella.

A mi tampoco me importaria que en mis últimos días mis pensamientos retrocedieran en el tiempo hacia esa época de mi infancia, a esa niña feliz que fuí y de ahí desaparecer en ... la nada???

eva

Beatriz dijo...

Se retrocede Eva, claro que sí.
La infancia llama en el momento de la partida.
Lo pude comprobar cuando mi mamá partió.
Llamaba a sus hermanos y a su madre y extendía los brazos.

Gracias amigas por compartir mis gustos.
Tantos poemas, tantas imágenes, ya van más de 2500.
Hasta que se pueda, seguiremos.
Un abrazo

eva dijo...

Seguiremos!!!

Gracias por tanto y tan bello querida Beatriz.

eva

Related Posts with Thumbnails