jueves, 23 de julio de 2015

Brindis



Más juntos de lo que supone nadie,
alzamos las dos copas.
En los ojos del otro, cada uno
halla su propia luz.
En un instante, un hombre, una mujer,
pueden equivocarse.
Pero el instante nunca volverá.
JoanMargarit

7 comentarios:

Ana dijo...

Brindis fugaces

Consigue Margarit, que me detenga a mirar. Margarit y tú, con tus entradas tan acertadas

Rosa dijo...

Leer un poema sin la imagen de Beatriz, no es lo mismo; Beatriz siempre logra que hagamos más nuestro el poema ...

Un beso grande y feliz fin de semana, querida Beatriz.

eva dijo...

Deacuerdo con las dos.

eva

fco. javier dijo...

En una ocasión -no sé si decía la verdad- Margarit confesó en un recital al que asistí que este poema se lo había regalado a la bodega de su pueblo natal en Lleida, donde está expuesto de su puño y letra. A mi me parece tan sublime que hace uno mes junto con una compañera montamos un recital de poesía amorosa de ambos pero el recital finalizaba con este poema. La versión original en catalán: https://blocdejavier.wordpress.com/2013/10/16/brindis/

Marcelo dijo...

Cuantos errores volvería a cometer, estúpida y felizmente!

Beatriz dijo...

Gracias amigos por los comentarios y a Margarit por el magnífico poema que ahora mismo iré a leer en catalán gracias a Fco. Javier. Sin duda tendrá una maravillosa sonoridad en su versión original.

Sigamos cometiendo errores, Marcelo que así se vive la vida.

Beatriz dijo...

Més junts del que ningú no sabrà mai,
alcem les dues copes amb el cava.
Veiem la nostra llum, cadascú als ulls de l’altre.
Un home i una dona, en un instant,
poden equivocar-se.
Però l’instant no tornarà mai més.

Autor: Joan Margarit

Related Posts with Thumbnails