martes, 14 de julio de 2015

De vez en cuando...




De vez en cuando abrazo a los árboles 
o apoyo la espalda 
y me quedo así un rato 
Hay uno, viejo, grueso y muy alto 
cerca de un puente, al que han tuneado 
con fibra negra y caritas felices 
que pareciera ya no querer estar ahí 
cansado de los ruidos y de la mente 
Un día le hablé, le dije que era hermoso 
que estaba al tanto de sus poderes 
y que gracias.


Mariela Laudecina
Antonio Lòpez García

4 comentarios:

eva dijo...

Y qué le contestó el árbol?

eva

Ana dijo...

Nunca puedo. El intento se me queda siempre en arañas que viven en las rendijas.
¡Y siempre quiero!

Rosa dijo...

Qué ternura.

Beatriz dijo...

Yo tengo un árbol en mi patio que de lejos me ve y dice:
"ahí viene de nuevo, qué manera de abrazarme todos los días"

Me produce una paz y a la vez me da una energía increíble.
Probad!

Related Posts with Thumbnails