sábado, 24 de octubre de 2009

En la secreta casa de la noche


Cuando ella y yo nos ocultamos
en la secreta casa de la noche
a la hora en que los pescadores furtivos

reparan sus redes tras los matorrales,

aunque todas las estrellas cayeran
yo no tendría ningún deseo que pedirles

Y no importa que el viento olvide mi nombre

y pase dando gritos burlones

como un campesino ebrio que vuelve de la feria,

ni que las madres cierren todas las puertas
porque ella y yo estamos ocultos
en la secreta casa de la noche.
Ella pasea por mi cuarto

como la sombra desnuda

de los manzanos en el muro,

y su cuerpo se enciende
como un árbol de pascua

para una fiesta de ángeles perdidos.

El último tren pasa como un temporal

remeciendo las casas de madera,

las madres cierran todas las puertas

y los pescadores furtivos
van a repletar sus redes

mientras ella y yo nos ocultamos

en la secreta casa de la noche.


Teillier
Pintura:
Wyeth.

4 comentarios:

auroraines dijo...

En medio de las inseguridades y lo furtivo resalta lo absoluto del encuentro entre dos que se quieren.
La pintura es para el paisaje de la poesía de Teillier.
Buen fin de semana.
Un beso

Carla Tormenta dijo...

Una preciosidad de letras que llegan a lo más hondo.


Bellísimo!

Pamela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pamela dijo...

Teillier da siempre en el clavo, y tú también con esta conjunción de poesía y pintura. Volé hacia el SUR. Besos querida amiga

Related Posts with Thumbnails