jueves, 2 de agosto de 2018

Creeme



Hermano, creeme, no son celos
ni tampoco resentimientos.
No la odio a ella ni le guardo rencor a él.
Que juntos los dos sean felices.
Que tengan paz.
Que sean libres de amarse mucho.
Una sola cosa deseo.
No es por sed de venganza
se trata de un inocente capricho,
hermano, sabes que no tengo maldad.
Mi deseo es que una noche ella
apretada a su cuerpo
en sus oídos se equivoque 
y le susurre mi nombre.


José Sbarra

2 comentarios:

Maite Lorenzo dijo...

Vaya!!! Solo eso...
Besossss

eva dijo...

Dulce venganza,seguro que lo dirá.

eva

Related Posts with Thumbnails