martes, 27 de abril de 2010

Vejeces


Las cosas viejas, tristes, desteñidas,
sin voz y sin color, saben secretos
de las épocas muertas, de las vidas
que ya nadie conserva en la memoria,
y a veces a los hombres, cuando inquietos
las miran y las palpan, con extrañas
voces de agonizante dicen, paso,
casi al oído, alguna rara historia
que tiene oscuridad de telarañas,
són de laúd, y suavidad de raso.

¡Colores de anticuada miniatura,
hoy, de algún mueble en el cajón, dormida;
cincelado puñal; carta borrosa,
tabla en que se deshace la pintura
por el tiempo y el polvo ennegrecida;
histórico blasón, donde se pierde
la divisa latina, presuntuosa,
medio borrada por el liquen verde;
misales de las viejas sacristías;
de otros siglos fantásticos espejos
que en el azogue de las lunas frías
guardáis de lo pasado los reflejos;
arca, en un tiempo de ducados llena,
crucifijo que tanto moribundo,
humedeció con lágrimas de pena
y besó con amor grave y profundo;
negro sillón de Córdoba; alacena
que guardaba un tesoro peregrino
y donde anida la polilla sola;
sortija que adornaste el dedo fino
de algún hidalgo de espadín y gola;
mayúsculas del viejo pergamino;
batista tenue que a vainilla hueles;
seda que te deshaces en la trama
confusa de los ricos brocateles;
arpa olvidada que al sonar, te quejas;
barrotes que formáis un monograma
incomprensible en las antiguas rejas,
el vulgo os huye, el soñador os ama
y en vuestra muda sociedad reclama
las confidencias de las cosas viejas!
El pasado perfuma los ensueños
con esencias fantásticas y añejas
y nos lleva a lugares halagüeños
en épocas distantes y mejores,
por eso a los poetas soñadores,
les son dulces, gratísimas y caras,
las crónicas, historias y consejas,
las formas, los estilos, los colores
las sugestiones místicas y raras
y los perfumes de las cosas viejas!

José Asunción Silva

Pintura: Backer

3 comentarios:

ana maría parente dijo...

Como realmente sería entrar en ese mundo ya pasado que sin embargo tenía todos los gérmenes que originaron el nuestro.
Sus pensamientos ,sus ideales ,sus jerarquías se transformaron?
Quizás son las mismas con distinta perspectivas?.
El mundo o sea la convivencia en el planeta siempre fué igual?
Pasó momentos en que parecía que todo se trastocaba?
Pasó momentos en lo que todo parecía ser dado y estable?
Estará el mundo queriendo ser nuevo con un cerebro envejecido?
Habrá algùn cerebro nuevo del mundo perecido en semejante confusión.
Que es vejez?
Si de unos libros amarillentos y ajados que uno conserva en la biblioteca puede surgir la respuesta exacta del interrogante del día de hoy.

Andrea Brandes dijo...

y pensar que después de nosotros, quedarán nuestras cosas...cómo hablarán de mi?

SUREANDO dijo...

Las cosas, tienen cada una su belleza, mis cosas las herederán mis hijos, se resumen en libros, muchos libros,cajitas y más cajitas llenas de jirones de mi vida: flores, cartas, piedritas, fotos, porcelanas (las que se salvaron)las antiguedades que yo heredé de mis antepasados, baúles, bastones, pipas, un palo de golf, un filtro de agua inglés, pinturas, manteles, un mantón de 150 años, trofeos, copas, tantas cosas... ¿las guardarán? ¿las venderán? quien lo sabe.

Related Posts with Thumbnails